Coches eléctricos, el futuro

    James Garrison Posted by James Garrison.

    James Garrison is the President of State of the World Forum, a non-profit institution with a global network of leaders dedicated to developing a more sustainable global civilization.



    Coches eléctricos, el futuro

    El futuro es hoy y de eso no hay duda, no solamente por la tecnología en utensilios domésticos o en Smartphone, sino también a la evolución que ha tenido el automóvil en los últimos años.

    Hace algún tiempo era simplemente un sueño el que viajaríamos en un coche eléctrico que no utilizara combustible fósil, esa era una realidad poco atractiva para los grandes empresarios del petróleo.

    Pero hoy en día los coches eléctricos son un artefacto futurístico que han venido a revolucionar la economía familiar, aunque a la fecha aún no se han vendido enormes cantidades de estos autos en el mundo, esto quizá por su alto costo, pero se debe analizar que el ahorro en cuanto a combustible será enorme.

    Aún falta por desarrollar y mejorar los diseños de los autos eléctricos, pero por el momento podemos disfrutar de algunos como el Mitsubishi i-MiEV el cual es uno de los pioneros en cuanto a la industria de los eléctricos, también está el Kia Soul EV y el BMW i3, estos son modelos mucho más recientes y comenzaron a venderse en España desde el 2014, los cuales además de contribuir a la economía familiar también son mucho más ecológicos.

    Aun queda mucho por hacer

    Recordemos que el auto eléctrico no es una novedad, estos motores fueron diseñados desde hace muchos años, pero las industrias petroleras han movido influencias para que su desarrollo fuera entorpecido, ahora que el medio ambiente se ve afectado es mucho más necesario la implementación de los mismos.

    1. La distancia de autonomía es limitada, una batería deberá cargarse aproximadamente 9 horas para poder recorrer 400 km.
    2. El enorme costo inicial, en comparación con un auto a gasolina, los coches eléctricos cuestan una fortuna y aunque después lo compense con no gastar de nuevo en gasolina, es complicado hacer la inversión inicial.
    3. Velocidad, no todos los modelos de coches eléctricos tienen la potencia necesaria para transportarnos a altas velocidades.
    4. Escasos puntos de recarga, aunque este problema podrá ser solucionado progresivamente, en la actualidad no se cuenta con diversos puntos en los cuales poder recargar.